miércoles , octubre 23 2019
Inicio / Temática / Estudios / El sistema mundano

El sistema mundano

El mundo es el sistema corrupto gobernado por hombres y mujeres apartados de la voluntad de Dios. Un sistema es un conjunto de reglas o principios sobre una materia estructurados y enlazados entre sí. Mayormente la influencia del mundo en la vida de las personas radica en su manera de pensar. Cuando estudiamos la estructura del mundo nos damos cuenta que la mayoría de ideologías están desconectadas de la voluntad de Dios. Cuando de niño estudiaba en la escuela como algo normal en una institución me enseñaban principios educativos y disciplinas para hacerte crecer como persona, intelectual y emocionalmente. Recuerdo como ayer que me enseñaban sobre la cultura de nuestro país, folklore, demás. Me involucraban cada año en las actividades que se celebraban en mi país que por falta de conocimiento nunca supe la intervención de satanás en mi vida a través de la práctica de carnavales, fiestas patronales, día de la virgen María, semana santa, fiesta de las mercedes, día de los santos reyes, san Valentín. Por tradición se practica la brujería, la hechicería y el ocultismo a través de la práctica de estas actividades antes mencionadas.

Inconscientemente fui enemigo de Dios por mucho tiempo, fui gobernado por satanás al verme involucrado en su sistema y todo lo hice por ignorancia e incredulidad 1 Timoteo 1:13. Nunca me hablaron de lo que Dios quiere para nuestras vidas, nunca me hablaron de las cosas que a Dios le agradan, ¿sabes por qué nunca me hablaron de Dios? Porque Dios no es parte de su sistema. Como consecuencia de esto me vi entre muchas personas preparadas intelectualmente, grandes profesionales y me di cuenta que todas esas personas tenían algo en común, todos operaban bajo el mismo sistema, lo que lo diferenciaba era su profesión, su color, su estatus social y económico pero todos tenían los mismos problemas en su corazón que generaba más y más problemas en el matrimonio, en la familia en incluso con el desenvolvimiento con los demás, pude notar que muchos cargaban con ira, odio hacia alguien, unos eran orgullosos, arrogantes, amantes de los deseos pervertidos de su corazón, andaban en borracheras, otros engañaban a sus amantes, mentirosos, calumniadores, corruptos, entre muchas cosas más, y ahí pude notar que algo andaba mal.

Hoy puedo decir que aunque no estudie en los mejores colegios me dieron una buena educación para salir adelante como profesional y como persona pero nunca me enseñaron a lidiar con los problemas internos del corazón, ¿sabes por qué? Porque no es parte de su sistema. Por eso hay un grave problema en la mayoría de nuestras escuelas, universidades, trabajos, estados, palacios, ayuntamientos, gobiernos y es que nunca tienen a Dios como el patrón para lidiar con sus problemas y transformar sus vidas, me hablaron de Jesús como un mito, como una leyenda y me di cuenta que todo lo que pasa en el mundo radica del mismo sistema corrupto. En la escuela nunca me enseñaron a amar a las personas incondicionalmente, me enseñaron a pagar mal por mal, me enseñaron a buscar mi propio bien aun perjudicando y aplastando a otros, nunca me dijeron que Dios era capaz de transformar la vida de alguien, ¿sabes por qué? Todo gira en torno a su mismo sistema y por ese sistema gobierna el reino de satanás.

[pull_quote_center]El gobierno de satanás opera en el sistema mundano a través de la desobediencia de la gente y la ignorancia a la verdad[/pull_quote_center]

Cuando estudiamos la Biblia nos damos cuenta que satanás es el príncipe de este mundo Juan 16:11 y el que vive su sistema opera bajo su gobierno. Su forma de gobierno siempre han sido las mismas, el engaño, las mentiras y el control. En el sistema del mundo es normal ver personas en Unión libre, viviendo en fornicación, es normal usar la mentira para engañar a los demás, es normal tener dos, tres y más parejas estando casados, es normal los jóvenes a temprana edad tomando alcohol y las jovencitas saliendo embarazadas, es normal los jóvenes teniendo relaciones sexuales a los doce, trece, catorce. Todo es consecuencia del gobierno de satanás que opera en la vida de la gente a través del pecado. Todo aquel que ama al mundo se aparta del amor de Dios, no que Dios le deja de amar sino que este se desconecta del amor de Dios 1 Juan 2:15.

El mundo influencia las personas en tres etapas: 1) Los deseos de la carne, 2) Los deseos de los ojos, 3) La vanagloria de la vida, y todo aquel que escapa de las tinieblas a la luz es tentado en estas tres áreas, cuando mueres a estas tres áreas mueres a su sistema y por lo tanto quedas excluido de la opresión del gobierno de satanás Juan 14:30, por eso cuando estudiamos el sistema del mundo nos damos cuenta que es normal que las personas vivan sumergidos en estas tres etapas y como consecuencia de esto siempre generan caos y destrucción. El mundo siempre hablará un mismo lenguaje, nunca te dirán con palabras ni con hechos que después de esta vida hay juicio para todo aquel que no hace la voluntad de Dios. El mundo siempre te dirá que todo anda bien aun viviendo en pecado y desconectado de la voluntad de Dios, porque en su lenguaje no existe la palabra arrepentimiento.

Si aún como creyente el sistema del mundo está influenciando tu vida, ¿cómo lo sientes? Cuando sientes la presión de tus amigos que te seduce a volver atrás y apartarte de Dios, cuando empiezas a envidiar la vida de aquellos que están perdidos en el pecado, cuando sientes el deseo de practicar sus principios aun sabiendo que están en contra de la voluntad de Dios, cuando sientes estas cosas es porque estás siendo tentado. La mejor forma de no ser como ellos es siendo la persona que Dios te mandó a ser, cuando quedas influenciado es por falta de identidad. Dios te hiso diferente para que actúes diferente y en vez de dejarte influenciar por el mundo que el mundo quede influenciado por ti y para que esto suceda debes romper con toda cordón que te conecta con el mundo.

[pull_quote_center]El sistema mundano es un estilo de vida donde Dios no es su señor[/pull_quote_center]

Oración: Señor renuncio a todas aquellas cosas que me conectan con el mundo, rompe toda influencia demoniaca que me seduce a hacer lo que está en contra de tu voluntad, me declaro libre, con identidad y lleno de tu espíritu en el nombre de Jesús.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Dios nunca llega tarde

Dios nunca llega tarde

2 Pedro 3:8-9… Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un …