sábado , julio 20 2019
Inicio / Temática / Reflexiones / El Evangelio vs la Religión

El Evangelio vs la Religión

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Juan 14:6

Muchos y pudiera decir que la gran mayoría piensa que el evangelio o las buenas noticias de salvación se refiere a una religión que debemos llevar por cultura al país o nación a la que pertenecemos. El ser humano fue creado para adorar a algo o a alguien, por eso vemos que muchos cuando no adoran a un dios pues se adoran a sí mismos. El mundo en su manera de pensar ha convertido el evangelio de salvación en una religión o tradición llevados por los hombres. Los hombres tienden a seguir la religión que más prevalece en su país sin tener la expectativa de tener una experiencia personal con la verdad o el verdadero Dios, solo la siguen por costumbres de sus antiguas generaciones. Agradar a Dios no es servir al dios equivocado, servir al dios equivocado es Idolatría. Dios no mandó a Jesús para que tengas un encuentro con la religión sino para que tengas un encuentro con Dios a través del mismo Jesús. Las religiones se crearon producto a la desviación del verdadero evangelio, sin embargo a la luz de las escrituras nos damos cuenta que solo hay un solo evangelio y el que sigue otro evangelio sea Anatema o maldito como enseña la palabra Gálatas 1:8-9.

Puedes saber la palabra pero solo vivirla te transforma

El hombre tomó la idea de estar bien con Dios sin nunca renunciar a sus malos deseos por eso han intentado adaptar la palabra de Dios a sus vidas, desviando así el verdadero evangelio, sin entender que la palabra fue dada para cambiarnos a nosotros no nosotros cambiarla a ella, ¿Qué es lo que nos cambia? Vivir la palabra tal y como está escrita. La mayoría de religiosos viven de una apariencia por falta de entendimiento a lo que es el verdadero evangelio como era el caso de los fariseos descritos en los evangelios. Ellos fueron confrontados por Jesús porque hablaban de lo que no Vivian Mateo 23:3. Ellos llevaban la ley de Moisés sin embargo era como arboles sin frutos, no había cambios en sus corazones, no conocían el amor de Dios, ¿Por qué? Porque quisieron hacer las cosas a su manera, llevar la ley a su manera sin la dirección del Espíritu Santo. Cuando Jesús vino al mundo el no formó un secta de religiosos, a los discípulos lo llamaron cristianos porque seguían a Jesús Hechos 11:26, el no trajo una religión al mundo, el predicó el evangelio del reino basado en el amor generando cambios en el corazón de las personas.

El cambio es la evidencia de que sigues a un Dios vivo no a una denominación religiosa

Jesús vino al mundo a restaurar la relación del hombre con Dios y si vino a restaurar la relación del hombre con Dios entonces tener una relación con el verdadero Dios es el fundamento número uno del verdadero evangelio. Si una religión no te exige tener una relación con el verdadero Dios descrito por las escrituras entonces es un indicio de que sigues un evangelio equivocado. Si cuando quieres acercarte a Dios piensas en una religión y no en Jesús pues tu vida nunca generará cambios.

La religión no te enseñará a negarte a ti mismo. La religión nunca te enseñará a amar a tu prójimo como a ti mismo sino solo a juzgarlo sin estrechar tu mano para ayudarlo, la religión nunca te enseñara a tener una relación con Dios por medio de Jesucristo, la religión nunca te enseñara a llevar la palabra tal y como está escrita. Quiero que sepas que el evangelio del reino es algo más allá que palabras, es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, el evangelio es sanidad a tu cuerpo y a tu corazón, el evangelio es consuelo, es fortaleza, es la verdad absoluta, es la solución a todos tus problemas y dificultades, el evangelio es amor, gozo, paz, justicia y todo esto es posible por medio de Jesucristo a través de su Espíritu Santo.

Porque el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder 1 Corintios 4:20.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Los sueños y las bendiciones de Dios

Los sueños y las bendiciones de Dios

Génesis 28 12 Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, …