Maestros invisibles

Lo seres Humanos tendemos a no querer ver ciertas cosas que de alguna manera u otra, se convierten o constituyen una amenaza para nuestros intereses y para nuestro ego, sin embargo, le pedimos a Dios que sea cada día nuestro maestro y cuando él utiliza personas que son de difícil agrado, decimos Señor aparta de mi esta persona que me hace la vida imposible y no vemos la respuesta a la oración que anteriormente le hicimos a Dios de que él sea nuestro maestro.

[pull_quote_center]No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová. Levítico 19:18[/pull_quote_center]

El tipo de persona que anda siempre buscando lo suyo propio que no vive el modelo de Jesús, se convierte en obstaculizadora de paz, ya que cuando la vemos nos descontrolamos y queremos irnos inmediatamente (salir corriendo), porque no soportamos la presión de una persona que sea demasiada diferente para nuestras vidas, y nos olvidamos de el mandamiento de “ama a tu prójimo como a ti mismo”, y vivimos muchas veces juzgando más que esas personas, que aparentemente nos sirven de tropiezo para nuestra armonía espiritual.

Si dentro de tus amigos y conocidos hay personas con las que se te hace difícil relacionarte debes mirarlo como tu maestro, ese maestro que no queremos ver, Si! Míralo como un maestro porque nos enseña el límite de nuestro amor para con el prójimo, esas personas que rechazas son las líneas que nos muestran cuan hipócritas podemos ser, y cuán lejos estamos de la perfección y de modelar como Cristo anduvo aquí en la tierra.

Dios utiliza ese tipo de persona para moldear nuestro carácter y que así podamos llegar a la estatura del varón perfecto.

[pull_quote_center]Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; Efesios 4:13[/pull_quote_center]

Antes de irritarte piensa en el amor que Cristo mostró por ti y recibe a esa persona con amor y paciencia para que no participes de su pecado.

Se enseña haciendo, cuando le muestres la manera indicada de actuar con tu testimonio práctico ellos serán impactados y el mismo Dios los va hacer cambiar de dirección, ten paciencia y Descansa en el Señor.

Nuestros pensamientos no cambiaran a las otras personas, son nuestros actos. Recuerda hay veces en que Dios utiliza formas extrañas para enseñarnos una lección.

Sobre HB Staff

HB Staff
Dar a entender que es completamente inútil recibir, leer, investigar, recordar y reflexionar en la Palabra si no la ponemos en práctica. Que debemos ser "hacedores de la Palabra", lo cual es posible aplicando los principios establecidos por el Señor en su Santa Escritura.

Lea también

Empieza a Creerle a Dios

Empieza a Creerle a Dios

“…Yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros…” Jeremías 29:11, ya es tiempo Empieza …