martes , diciembre 10 2019
Inicio / Temática / Joven / Mi verdadera identidad

Mi verdadera identidad

Todo lo que ha sido creado fue hecho por Dios para un propósito. Vemos que el hombre también tomó ese mismo patrón con las cosas que inventaba, las hacía con un fin. Nos damos cuenta que la necesidad de la gente abría más y más la mente del hombre para hacer nuevos inventos y con el pasar del tiempo nos damos cuenta que el hombre no se quedó estático sino que cada día mientras aumentaban las necesidades de la gente pues él se proponía hacer algo nuevo para simplificar su vida y resolver sus necesidades.

Con Dios es distinto ya que de ante mano él conocía la necesidad de la gente por lo tanto ya había creado una provisión, porque es lo que Dios hace, él crea tu provisión antes que se presente la necesidad. Cuando vamos a la Palabra nos damos cuenta que antes de que el hombre pecara, ya Dios tenia de ante mano un plan de redención para el mundo (1 Pedro 1:19-20). Podemos poner varios ejemplos simples: la lavadora fue creada con un propósito, la estufa fue creada con un propósito, la computadora fue creada con un propósito, entre otros, y también nos podemos dar cuenta que todo aquello que no está ejerciendo el propósito por el cual fue creado pues está dañado, destruido y abandonado. Así está el hombre que no está cumpliendo su propósito en la tierra por el cual ha sido formado, está dañado, destruido y abandonado. Aquellas cosas materiales que no están cumpliendo sus propósitos, ya no sirve para nada más y es un total desperdicio (basura).

[pull_quote_center]Aquellos que no saben quiénes son, fueron lo que le presentaron a Jesús pero nunca se indignaron en conocerlo.[/pull_quote_center]

Cuando le permites a Dios entrar a tu vida lo primero que hace es hacer nuevo lo que el hombre destruyó cuando no estabas cumpliendo el propósito por el cual fuiste creado (Véase Mateo 5:13, 2 Corintios 5:17). Cuando la impresora que fue creada para imprimir ya no está imprimiendo pues solo quedarán dos alternativas; o la reparo o la hecho a la basura, así también cuando no eres la sal de la tierra, la luz del mundo pues también te quedarán dos alternativas, o dejas que Dios te repare o serás el polvo sobre el cual el hombre pondrá sus pies para pisotearte.

Para conocer tu propósito por el cual fuiste creado, lo primero es saber quién te creó, porque tu creador tiene la respuesta correcta. Cuando algo que no te creo define un propósito en tu vida y lo aceptas como tal, pues empezará a prostituir el plan original y con el pasar del tiempo irás deteriorándote por no hacer lo que fuiste llamado a hacer. Por eso muchos viven sin propósito porque aún no conocen a su creador. Nadie usará la lavadora para cocinar, ni la cama para fregar, etc. Después que ya conoces tu propósito te darás cuenta de las cosas que puedes y no puedes hacer. Ejemplo: Cuando compramos un televisor de fábrica nos damos cuenta que en la caja, a parte del televisor, trae su manual de instrucciones, citando el uso correcto de cada una de sus funciones. El hombre también tiene su manual de instrucciones (Biblia), por eso hoy en día la humanidad está descompuesta por no seguir al pie de la letra las instrucciones que trae su manual. Muchos acuden al manual después de haberse dañado, otros no acuden al manual y buscan otras alternativas para funcionar y otros sufren daños totalmente irreparables (muerte).

En la Palabra de Dios encontramos quienes somos y a qué fuimos llamados. Muchos andan sin identidad siendo la persona que Dios no le llamó a hacer y distorsionando el plan original. Por eso le afecta de manera negativa todo lo que escuchan sus oídos porque por no saber quiénes son y por ende adoptan automáticamente el molde falso que el mundo le ha presentado.

Hoy es un buen día para preguntarte, ¿Estoy siendo lo que Dios me llamó a hacer? ¿Estoy siendo la sal y la luz del mundo? ¿Por qué me afectan las cosas negativas que me dicen si yo sé quién soy? ¿Estoy luchando conmigo mismo para ganar con mi testimonio a los que viven en casa?

[quote_center]Sabrás quien eres tú cuando sepas por revelación quien es Jesús.[/quote_center]

Oración: Señor ayúdame a conocer mi propósito, perseguirlo y cumplirlo sin importar los que se opongan. Ayúdame a conocer a Jesús no porque otros me digan sino porque iniciaré una relación con él. Ayúdame ser luz y sal en este mundo como tú me has formado. Amen.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Dios nunca llega tarde

Dios nunca llega tarde

2 Pedro 3:8-9… Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un …