Creado para vivir sin miedo

Vivir sin miedo sobre todo hoy

¿Cómo vivir sin miedo? Cuando siento miedo, pongo en ti mi confianza. Salmos 56:3 | NVI

Seguro que en algún momento has sentido miedo, el miedo nos provoca una sensación de angustia, hay algunos factores que nos estimulan un  miedo natural y que puede que en algunas ocasiones vivamos largos periodo de tiempo con esa sensación, la desconfianza es un factor de miedo; la cual ocurre cuando no nos sentimos seguro sobre algo, ya sea que no hayas estudiado suficiente para un examen o el hecho de no controlar algo a la hora de tomar una decisión difícil. Esa sensación de incertidumbre puede traer una reacción de miedo y es propicio hablar sobre la situación que nos está afectando a todos, el coronavirus. Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes. 1 Pedro 5:7

Pero no vine angustiarte con más noticias malas, o a recordarte las cifras mundiales del desastre que ha provocado esta terrible enfermedad, te quiero hablar que es normal sentir miedo, es de humanos sentirte angustiado, sentir desconfianza, pero no estamos destinados a vivir angustiados, estamos destinados a vivir sin miedo, sin temor, sin preocupaciones de lo que sucederá, si hago tal o cual cosa, de que me pasará, de tener incertidumbre a cada momento. En Isaías 41:10 Dios nos da una promesa hermosa.

Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.

Dios te creo para vivir sin miedo, que seas feliz y que tengas gozo a plenitud. No tienes por qué estar preocupado o preocupada por las cosas que han de pasar, preséntale a Dios tus peticiones en oración y confía que Él obrará, dando gracias como si ya lo has recibido.

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Filipenses 4:6-7 

Cuando sientas miedo recuerda el siguiente versículo. El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes. Deuteronomio 31:8 

Oración. Padre Celestial tu conoces la persona que está leyendo este artículo y si en este momento pasa por una sensación de angustia o desesperación, tu puedas llenar su corazón de paz y gozo, que esa persona pueda creer en tus promesas y mostrar sus miedos en oración a ti.

Te invito a creer en estas promesas que Dios nos ha dado, a consumir contenido positivo, la Biblia, que disminuye cualquier estrés que las malas noticias provocan en nuestras vidas, persigue ser feliz sonríe y confía en Dios, Él Obrará. Dios te guarde y bendiga.

Sobre Kiayra Segura

Kiayra Segura
Hija de Dios, esposa, madre, licenciada en Administración de Empresas y asesora empresarial... para la Gloría de Dios!. Convencida de que sólo Cristo Salva.