martes , diciembre 10 2019
Inicio / Temática / Joven / Nunca te rindas | Parte I

Nunca te rindas | Parte I

Isaías 41:10… No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Una persona se rinde cuando un día cometió un error  y nunca tomo la decisión de levantarse.

Muchas personas hoy en día se rindieron porque nunca decidieron cambiar sus principios por convicciones rígidas en la palabra. Una persona dadivosa que nunca fundamento su manera de vivir en la palabra de Dios, satanás le mandará un malagradecido que nunca valore lo que hace, y por la actitud de ese malagradecido esa persona decide dejar sus principios y cambiar, porque nunca fundamento sus principios en la palabra de Dios, hacia las cosas en base a lo que el hombre decía, no en base a lo que Dios pensaba. Una persona que fue herida y nunca tomo la decisión de perdonar es una persona que se rindió ante una ofensa o falta de perdón. Una persona que mintió y nunca tomo la decisión de hablar la verdad es una persona que se rindió ante la mentira. Una persona que viola las escrituras y nunca tomó la decisión de seguir a Jesús es una persona que se rindió totalmente al pecado. Una persona que sabe hacer el bien y no lo hace, es una persona que se rindió o se sumó a la tanta maldad de este mundo. Rendirse no es caer o fallar, rendirse es nunca tomar la decisión de cambiar.

Es notable que los tiempos cada día se ponen más difíciles y muchas personas aún no están preparadas para vivir los tiempos postreros, muchas de ellas ya no resisten la presión a la que están expuestas, unas terminan suicidándose y otras entregando su vida al desenfreno de este mundo. Muchas personas eran muy buenas y bondadosas, pero al ver tanta maldad en este mundo se volvieron egoístas, rígidas, sin amor y llenas de resentimiento 2 Timoteo 3:2-4. Lamentablemente vivimos en un mundo donde las personas se traicionan y se hieren unas a otras como un deporte, y al ver tanto desastre, ya las personas no confían en nadie por temor a que se repita el mismo patrón. Ya la gente no quiere ser herida ni traicionada, están cansadas de tanto dolor y no saben a dónde huir, porque el alcohol, las drogas, las relaciones ilícitas y el sexo no han podido resolver la problemática de su corazón.

Día tras día las personas caen en vicios, en parrandas, en enfermedades, y todo esto es consecuencia del hombre querer tomar su propio camino. Las pocas personas que practican el bien están cambiando a cada momento por las malas actitudes de los demás, muchas de ellas actúan conforme al trato que reciben de sus semejantes, no conforme al mandato que nos da la palabra. Ejemplo: soy bueno con mis amigos, pero en mi casa no me soportan, soy bueno con los ricos pero a los pobres no quiero tenerlos cerca, ¿Por qué? Por el mismo problema del corazón. Esta generación tiene un gran problema de identidad por la falta de paternidad. Muchos jóvenes crecieron sin su papá, otros si crecieron con su padre pero nunca recibieron paternidad porque nunca les brindaron amor ni palabras de afirmación, nunca lo afirmaron en lo que ellos deben ser y por lo tanto el mundo modificó su conducta conforme al mismo desenfreno que ellos andan. Ya la gente no quiere marcar la diferencia por temor a ser criticados o abandonados, están cansados de tanto luchar y solo les queda una opción, dejarse llevar por la corriente corrupta de este mundo.

Las pruebas y persecuciones nos anuncian cuán grande es nuestro galardón en los cielos (Mateo 5:11-12)

Déjame decirte que tú no eres cualquier cosa, que hay un gran potencial dentro de ti que necesita salir a la superficie y Dios usara situaciones difíciles para sacarlo. Una persona que vive sin relación con Dios es una persona que vive sin destino y sin propósito. Este mundo no puede decidir en lo que tú debes de ser, Dios tiene un diseño para cada persona, y conocerlo a él te lleva a ser la persona de debes de ser. La presión de grupo te quiere llevar a ser la persona que tú no quieres ser, sino lo que ellos quieren que tú seas. Tal vez eres creyente y tu pasado te está halando a volver al lugar de donde Dios te saco. Déjame decirte que las pruebas vienen conforme al propósito que tenemos en Dios, si tienes grandes pruebas y tentaciones es porque tienes grandes propósitos en Dios. Nunca te rindas de hacer el bien, nunca te rindas de la posición donde Dios te coloco, sigue perseverando en las promesas divinas, no importa quienes se levanten en tu contra, la palabra dice: es más grande el que está en nosotros que el que está en el mundo 1 Juan 4:4. Dios prometió en su palabra que muchas son las aflicciones del justo y que de todas ellas lo librara Jehová Salmos 34:7. No sé dónde está puesta tu mirada, si en las pruebas pasajeras de este mundo o en las cosas eternas que Dios tiene para ti.

Continuar leyendo Nunca te rindas | Parte II

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Dios nunca llega tarde

Dios nunca llega tarde

2 Pedro 3:8-9… Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un …