sábado , julio 20 2019
Inicio / Temática / Reflexiones / Felicidad Dolorosa

Felicidad Dolorosa

Salmos 4:7… Tú diste alegría a mi corazón mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto.

Fuera de Dios la felicidad es circunstancial y pasajera capaz de perderse en un instante.

Vivimos en un mundo donde el significado de la felicidad está apegado a tres cosas, 1) A las cosas materiales que tenemos, 2) A los momentos que vivimos, 3) Y a los placeres a los que somos esclavos. El mundo está enredado en un tipo de felicidad que día a día está destruyendo su vida. Muchas personas son felices cuando son alabadas por los hombres, otros cuando alcanzan fama, otros fortuna, y otros cuando son esclavos a un tipo de vicio, ya sea alcohol, drogas, sexo ilícito y demás cosas. Ellos le llaman diversión a lo que Dios le llama esclavitud. Ellos mismos están conscientes de que su felicidad es circunstancial y pasajera porque dependen de momentos o de la posesión de algo físico para ser feliz, pero tampoco quieren entender que no han encontrado una vida mejor porque sus caminos son contrarios a los caminos del señor. Ellos viven la vida que otros están viviendo, y por ende también cometiendo los mismos errores que otros cometen, sintiéndose cada día mas vacíos, y buscando nuevas formas para saciar su sed de pecar y llenar su corazón. Debemos entender que cuando no nos arrepentimos de un pecado, este pecado cada día se hace más fuerte en nosotros, esto explica porque muchos ladrones empezaron robando carteras y celulares, pero ahora roban bancos y son líderes de bandas delictivas porque nunca se apartaron de su maldad. Es imposible encontrar una felicidad estable fuera de la realidad de Dios, esta felicidad estable es a lo que en la palabra se llama gozo, que es el fundamento de nuestra fortaleza Nehemías 8:10. El gozo es la única arma que borra la tristeza, jeremías 31:13, y el gozo solo lo da el Espíritu Santo Gálatas 5:22.

La felicidad nunca borra la tristeza, por eso muchas personas dicen que son felices y tienen su corazón destruido, porque su felicidad depende de las circunstancias de este mundo.

Nadie puede ser feliz si tiene tantos problemas en su corazón, muchos dicen que son felices y tienen su matrimonio destruido, otros dicen que son felices y tienen su corazón duro, lleno de odio y rencor hacia una persona, lleno de amargura y resentimiento, otros dicen que son felices y tienen una relación mediocre con sus padres, otros dicen que son felices porque los fines de semana van a tomar alcohol, tener relaciones ilícitas, entre otras cosas. Y otros dicen que son felices porque según ellos tienen la libertad de hacer lo que ellos quieren, por eso viven para ser esclavos de su propia vida. Debemos saber que nadie puede huir de los problemas que vienen a nuestra vida, que no todo el tiempo las cosas estarán bien, vendrán situaciones difíciles que llegaran a nuestra vida para probar nuestra fe y llevaron a un nuevo nivel de madures. Hasta las mismas dificultades tienen propósitos en nuestra vida. Véase: Propósito de las dificultades. Por eso debemos de buscar algo más allá que una felicidad circunstancial y pasajera, debemos buscar algo que permanezca aun en los momentos de crisis y dificultades, porque lo que permanece es lo único que nos sostendrá.

La felicidad depende de situaciones externas y materiales, el gozo es interno y depende de los frutos que demos delante de Dios.

Cuando vamos a la palabra nos damos cuenta que David fue afligido en muchas circunstancias de su vida, pero aun así nunca dejo de confiar en Dios porque el gozo nunca lo dejo perder su esperanza. El gozo es lo que te alienta aun cuando el mundo se está cayendo a pedazos, el gozo es lo único que combate la aflicción, el gozo es lo que te lleva a ver los problemas desde una perspectiva diferente, el gozo es lo que nos dice: aunque hoy estoy pasando un momento difícil mañana voy a ver la gloria de Dios sobre mi vida Isaías 60:1, por eso cuando muchas personas atraviesan momentos de dificultad empiezan a decir que Dios no existe y quitan su confianza de él porque nunca cosecharon el fruto del gozo, solo dependieron de la felicidad externa. Depender de las cosas externas y circunstanciales es algo que nos obliga a ser personas de doble ánimo, un día estamos felices y otro día estamos tristes, ya que las circunstancias y situaciones externas son como los sentimientos, van cambiando por motivos diversos. Por eso muchas personas son felices pero no tienen gozo, y su felicidad está apegada al momento que están viviendo, cuando pasó el momento, pues vuelven a su estado original de dolor. Si llega un momento de dolor se afligen a tal punto que se olvidan de todo lo que Dios ha hecho en sus vidas y del pozo de donde Dios los saco. Cuando una persona tiene gozo, aunque atraviese momentos difíciles nunca pierde su esperanza y su confianza en Dios.

Se necesita gozo para tomar una actitud correcta antes los problemas y dificultades, la felicidad nos llevan a vivir de las sentimientos y nos hacen tomar decisiones equivocadas.

Una pareja puede estar feliz porque está con la persona que ama. Imaginemos que llevan 8 años de matrimonio que han sido de aventuras y momentos de felicidad, pero el día que uno de los dos cometen un error pues deciden separarse, y se olvidan de todo lo que vivieron los 8 años que estuvieron juntos, ¿Por qué? Porque su felicidad era circunstancial y nunca se preocuparon por conocer a Dios y entronarlo en su corazón. Tanto el gozo como el amor de Dios es lo único que nos ayuda a combatir la crisis. El gozo nace de nuestra fe en Cristo Jesús, es un fruto que cosechamos a medida que conocemos a Dios y su palabra. Una persona que no tiene gozo, fácilmente se deprime y cualquier situación la destruye. Una persona sin gozo es una persona que en cualquier momento pierde toda su esperanza y sus fuerzas de luchar.

Lo único que despierta el gozo es la palabra de Dios, no la cosas de este mundo, Lucas 8:13. El gozo viene de nuestra relación con Dios. El gozo se alimenta cada vez que hacemos la voluntad de Dios, cada vez que obedecemos su palabra. El gozo no tiene que ver si estamos bien con el hombre, sino cuando estamos bien con Dios. La felicidad es un sentimiento, el gozo es un fruto que viene de Dios.

Una persona puede divertirse por momentos determinados, puede estar feliz al tener una botella de alcohol en la mano, o al momento de darse una dosis de marihuana, o al momento de tener sexo con una persona, pero una vez pasa el momento vuelven al mismo estado de dolor en el que se encontraban, y tal vez con más dolor en su corazón, porque no tienen a Dios en su corazón y su felicidad depende de las cosas que hacen. Tú te diviertes al momento de hacer algo, pero ¿Cómo te sientes cuando pasa el momento y estas solo en tu habitación? Ese vacío que sientes es la idea errada de querer llenarlo con cosas incorrectas. ¿Cómo se siente tu corazón cuando les mientes a tus padres o a otra persona? ¿Cómo se siente tu corazón cuando le eres infiel a tu novia o esposa? ¿Cómo se siente tu corazón cuando le fallas a Dios sabiendo que lo que estás haciendo está mal?

Concluyo este tema diciendo: la felicidad es algo que se busca por las cosas externas. La felicidad no es mala, al contrario, es un paso más para conocer más de la bondad de Dios para nuestras vidas, ¿Cómo? Podemos ser felices si tenemos una buena fuente económica, cuando tenemos una hermosa familia, cuando tenemos nuestras necesidades básicas suplidas, el problema es acondicionar nuestra felicidad a las cosas que nos brinda este mundo y nunca llevarla a una posición de gozo perpetuo conociendo a nuestro señor Jesucristo. De nada nos vale tener una hermosa familia, nuestras necesidades suplicas o tener una buena fuente de ingreso cuando no tenemos a quien agradecerle tanto, y esa falta de gratitud al creador es que abre un abismo en el corazón, están completos pero viven deprimidos como si le faltara todo, y ese todo se llama Jesús. Eso explica por qué muchas personas que terrenalmente hablando lo tuvieron todo y terminaron quitándose la vida, porque nunca entendieron que no hay nada más grande ni igual que Dios que pueda llenar el vacío de nuestro corazón.

El gozo está íntimamente ligado a la esperanza y nos da la convicción de que pase lo que pase Dios siempre estará con nosotros.

 Oración: Amado Jesús, rey del universo, te doy gracias por la oportunidad que me das es escuchar tu verdad, gracias por revelar tu palabra a mi corazón, y darme a entender que todo depende de una relación personal contigo. Ayúdeme a cosechar no solo el gozo sino también los demás frutos del espíritu. Ayúdame a llevar mi felicidad a una posición de gozo permanente, para estar gozoso en y no en los momentos difíciles, ya que la felicidad lejos de tu presencia me ha llevado a ser una persona de doble ánimo, un día estoy bien y otro día estoy mal, y esa dobles de ánimo ha afectado mi corazón y las personas que pusiste a mi lado. Dame fuerzas para fundamentar mi gozo en las promesas que hay en tu palabra, dame fe para creer sin dudar en todo lo que está escrito y alimentar el gozo todos los días, te lo pido en el nombre poderoso de Jesús.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Tiempos de soltería

Tiempos de soltería

1 corintios 7:32-33… Yo preferiría que estuvieran libres de preocupaciones. El soltero se preocupa de …