Conociendo mi corazón

Cuando vamos al diccionario nos damos cuenta que conocer significa tener un trato con algo o con alguien con el fin de saber algo más allá de lo visto, experimentar, indagar, etc. Cuando Jesús le dijo estas palabras a las discípulos Mateo 15:19 él le estaba hablando de lo que realmente contamina al hombre, diciendo que lo que entra no es lo que contamina al hombre sino lo que sale (refiriéndose a los malos actos), porque salen del corazón Mateo 15:18. Si leemos detenidamente las cosas que salen de nuestro corazón nos damos cuenta que nuestro corazón no anda bien y necesita ser transformado.

Cuando queremos conocer la manifestación del corazón caído del hombre solo nos basta con saber cómo está la condición del mundo lejos de los caminos del señor. El corazón en la Biblia representa el alma refiriéndose a aquel lugar donde están alojados los pensamientos buenos y malos Mateo 9:4, los sentimientos, la voluntad del hombre, etc. Antes de la caída del hombre en el edén no existía un camino para hacer el mal por eso cuando el hombre pecó no solo fue apartado de la presencia de Dios sino que el corazón del hombre fue corrompido Génesis 6:5. Por eso cuando Jesús vino al mundo a cumplir su propósito él se enfrentó a una generación totalmente corrompida, con ideas extraviadas de lo que era realmente la verdad, por eso aquellos que se creían justos (fariseos) tenían menos posibilidad de alcanzar el favor de Dios por la condición de su malvado corazón de nunca reconocer que andaban mal.

[quote_center]La transformación del corazón empieza por el arrepentimiento[/quote_center]

Es imposible que Dios entre a transformar un corazón donde no hay arrepentimiento. Si nunca reconocemos que estamos mal y que necesitamos cambiar pues nunca acudiremos a Dios, y eso era lo que pasaba con los fariseos de aquella época, nunca fueron transformados porque nunca hubo arrepentimiento. Por eso es que todos los días debemos de trabajar con la condición caída de nuestro corazón siendo transformados por Dios día a día a través del arrepentimiento y la Palabra, mientras no seamos como Jesús todavía quedarán áreas en nuestro corazón por transformar, por eso es que será un trabajo día por día hasta llegar a la estatura de Cristo (modelo).

Nuestro corazón debe ser quebrantado porque así es la única forma de doblegar o rendir nuestro ego (vida de autosuficiencia), todo lo que satisface o alimenta tu ego se llama orgullo, y lo que lo quebranta por medio de la rendición se llama Humildad. Cuando entendemos esta verdad nos damos cuenta que toda situación difícil que Dios permite en la vida del justo es para trabajar con su corazón, por eso para ser aprobados por Dios primero debemos de ser probados. Cuando Jesús no está coronado en nuestro corazón, el ego es quien gobierna nuestra vida, y cuando el ego es quien gobierna, los frutos que damos son totalmente visibles (orgullo, altivez, arrogancia, soberbia, etc.). Si empezamos a dar páginas hacia atrás y leemos la historia de muchos hombres y mujeres de Dios sobre los cuales Dios hiso cosas extraordinarias nos damos cuenta que muchos de ellos terminaron apartándose de los caminos del Señor, usted estaría diciendo: “porque nunca conocieron a Dios”, otra respuesta sería: “dejaron de transformar tu corazón”.

[pull_quote_center]El plan de Jesús en tu vida es estar perfectamente unido a ti.[/pull_quote_center]

Todos sabemos que cuando aceptamos a Cristo lo aceptamos en el corazón (alma). Cuando reconocemos a Jesús como señor nos damos cuenta que ya no andaremos por nuestra propia cuenta sino que ahora entramos a una vida de total obediencia a nuestro Señor Lucas 6:46, por eso Jesús es solo nuestro Señor cuando hacemos su voluntad dando a entender que nuestras actitudes revelan al Dios que le servimos. La Palabra de Dios será nuestro diario vivir porque sin su Palabra estaremos extraviados del plan de Dios para nuestras vidas por eso es que cuando no vivimos su Palabra Jesús no será una realidad en nuestra vida. La evidencia de que Jesús se ha hecho uno solo contigo es cuando amas lo que el ama y aborreces lo que el aborrece. A Dios sea toda la gloria.

[pull_quote_center]Lo que evidencia de que conoces tu corazón es que acudirás ser transformado.[/pull_quote_center]

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Fe en medio de la crisis

Fe en medio de la crisis del covid-19

Lucas 18: 7-8 ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a …