lunes , septiembre 23 2019
Inicio / Temática / Joven / Enemigos del Amor

Enemigos del Amor

1 Corintios 13:4-6… El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad.

El amor fuera de Dios se fundamenta en sentimientos, emociones y deseos, el amor en Dios se fundamenta en decisiones, compromisos y pactos.

Vivimos en un mundo donde el verdadero significado del amor se ha distorsionado. Es difícil hablar del amor cuando no conocemos la fuente, cuando no conocemos su origen y para que lo usamos. En estos últimos tiempos el amor se ha pervertido y corrompido tanto que cuando se habla de amor las personas piensan en sexo. Déjame decirte que el amor es la fuente de todo lo que existe. El verdadero amor es lo único que sustenta una relación entre dos personas, es como decir, Dios en medio de dos personas. El amor va más allá de un sentimiento, el amar es una decisión que debemos tomar todos los días ya que cuando nuestro amor solo se basa en un sentimiento este tiende a ser pasajero porque los sentimientos cambian de acuerdo a la situación que estamos viviendo. Claro está, el amor es tan profundo que invade nuestras emociones y nos llevan a sentir cosas inexplicables, pero esto no quiere decir que el amor en su esencia sea un sentimiento.

Podemos poner el ejemplo de dos enamorados, dos personas dispuestos a darlo todo por el todo, pero cuando este amor no se fundamentó en Dios pues en el momento de la crisis el amor tiende a perderse totalmente porque estuvieron limitados a un sentimiento. Por eso es que al principio de una relación cualquiera el amor va muy bien, pero para mantener un matrimonio o una amistad hasta el final se necesitara algo más allá que un sentimiento, un amor dispuesto a combatir en los momentos de crisis, un amor dispuesto a amar sin importar los defectos, un amor que no cambia aun cuando cometemos errores, los sentimientos estarán ahí pero nuestro amor hacia las personas no pueden depender del mismo porque si fuera así, las personas que amamos hoy, mañana inevitablemente la vamos a repudiar. El único ser que es capaz de amar y seguir amando aun cuando cometemos errores, aun cuando tenemos defectos es Dios, entonces tenemos que conocerlo a él y tenerlo en el corazón para poder manifestar ese amor.

Muchas heridas son producto de un amor pasajero que un día fue pero que ya no es  

La raíz de amargura es una herida no sanada que ha madurado en el corazón de una persona como consecuencia de una mala relación, y muchas personas viven en esa cárcel de oscuridad por una relación que un día las marcó. Ojo: Cuando hablo de relación no solo tiene que ver con una pareja, puede ser relaciones entre amigos, familiares, seculares, etc. El mundo de hoy vive de las aventuras solo quieren tener pareja porque se sienten solos, otros vacíos, otros se ven motivados por la presión de grupo, y otros solo por sexo. Las heridas se ven a diario, relaciones destruidas, matrimonios destruidos, parejas siéndose infiel unos con otros, todo por no conocer el verdadero amor, todo por vivir de las aventuras, las emociones y los deseos. Las personas del mundo de hoy tienen el corazón endurecido producto de una herida que nunca sano o un daño que siempre se negaron a perdonar, y las heridas vienen como producto de una mala relación. Una persona que fue herida y nunca sano, ahora está herida para herir a otros.

Un amor a prueba de crisis es el amor que Dios nos da.

Si es inevitable que vengan las tormentas, las crisis, las críticas y los vientos contrarios para probar y combatir nuestro amor, entonces se necesitará algo más que un deseo para poder combatir estos eventos. Por eso no podemos decir que una pareja ama si no está dispuesta a comprometerse porque en el compromiso es que una persona dice: no importa lo que pase, yo siempre permaneceré a tu lado. Todo lo que esta fuera del ámbito del compromiso se convertirá en una aventura pasajera. La gente le huye al compromiso porque su amor está totalmente divorciado a Dios, porque afectaría sus intereses personales o porque no aman a plenitud.

Entre los enemigos del amor están:

La falta de sacrificio: Qué difícil es decir que amamos cuando no estamos dispuesto a sacrificar nada, ni tiempo, ni ese orgullaso que tenemos que nos impide demostrar amor, ni dejar de hacer algo que nos gusta para complacer a otra persona. Dios no tuvo que hablar para demostrar su amor, simplemente mando a su hijo unigénito a morir por la humanidad, entendido con eso que el amor no nació de un sentimiento sino de un sacrificio. Si yo le diera una definición al amor desde el punto de vista de Dios, diría que es la actitud del corazón donde morimos para que otro viva.

La perversión: El amor verdadero se ha pervertido y corrompido, por eso cada vez que se habla de amor muchas personas piensan en sexo, en aventuras sexuales y demás cosas. Con esto no digo que el sexo es un maldición, claro que no, el problema es el significado que le hemos dado. Dios lo creo con un fin y en un tiempo específico pero satanás lo ha tergiversado. El sexo fuera del matrimonio está totalmente fuera del orden de Dios 1 corintios 7:8-10, por eso vemos las consecuencias en el mundo al ver tantas madres solteras, niños huérfanos y suicidios.

El orgullo: El orgullo es el veneno del corazón. La raíz de todos los problemas de relación viene por orgullo. El orgullo es la misma semilla de satanás en el corazón del hombre. Por orgullo muchas personas se han negado a amar, se están muriendo por dentro por amar pero el orgullo lo tiene atascados, por eso se ven por fuera como si fueran autosuficientes pero es el orgullo. Por orgullo muchos no piden perdón, muchos se niegan a humillarse, la mayoría de relaciones que han sido rotas es producto del orgullo, la principal razón por la cual hay muchos divorcios es por el orgullo y la falta de sacrificio.

Entre otros enemigos del amor están la mentira, el egoísmo, el rencor, la envidia, la injusticia, falta de confianza, la impaciencia, la falta de entendimiento y comprensión, contienda, la falta de compromiso, entre otras cosas.

Concluyo diciendo: debemos identificar los enemigos del amor para destruirlos, ya que ellos se encargaran de que el amor no fluya a plenitud y donde no hay amor no hay una buena relación. Las relaciones se estrechan a medida que más amamos. Estos enemigos se encargaran de destruir todo tipo de relación, ya sea de pareja, secular y familiar, traerán heridas que no podremos evitar. Si tus heridas no son sanadas a través del perdón y la obra redentora de Jesús en la cruz lamentablemente serás incapaz de dar amor, serás una persona fría, con carácter fuerte, una persona aburrida, sin gozo, que no confía en nadie, incapaz de abrir el corazón a una persona y peor aún, sin temor a herir a otra persona. No te llevaras bien con tus padres, ni con tus amigos, ni familiares, y como producto de esto muchos se alejaran de ti, cuando esto suceda acudirás a amistades que estuvieron en la misma situación que tú en busca de aceptación, te llevaran a los vicios, a las drogas, a la inmoralidad sexual, hasta destruir totalmente tu vida. Usted dirá: y ¿Por qué me voy al extremo? Porque he tratado con muchas personas y las cosas que he visto en común en muchos casos es que satanás destruye la vida de alguien es por etapas, a corto o largo plazo, empieza con algo muy sencillo, no lo tratan en el momento y cuando vienen a despertar están destruidos y hundidos en el pecado.

Quizás estés en la etapa de no tener amistades estables por estos problemas antes mencionados, o estas en la etapa de llevarte mal con tus padres, y tarde o temprano si Dios no es tú sostén estarás en los vicios, y muchos ahora mismo están en los vicios ya que han pasado por todas estas etapas. Un vicio no es solo ser adicto al alcohol o a las drogas, un vicio es cualquier actividad que no puedes controlar. Ni el tiempo, ni la psiquiatría, ni los métodos psicológicos pueden sanar un corazón, solo Jesús puede sanar toda herida si tomamos la decisión de perdonar y dejar ir a toda persona que nos ha herido. Si no te llenas del verdadero amor lamentablemente serás una persona inconstante, que hoy ama y mañana no, y cuando entras en ese ámbito serás una persona que no es digna de confianza. Los sentimientos son buenos, los deseos siempre estarán ahí y las emociones también, pero son sumamente peligrosos cuando dependes de ellos para tomar decisiones, y en este caso para demostrar amor. Aunque no lo sientas ama, aunque te hagan mal ama, ama sin esperar nada a cambio. Jesús sabía que judas lo iba a traicionar y aun así lo llamo amigo. Decide amar, no tienes que sentirlo, el amor basado en sentimientos siempre va a depender de lo que el otro pueda darnos porque los sentimientos y deseos reaccionan conforme a las situaciones presentes. El amor de Dios es y nunca dejará de ser, no depende de nada para manifestarse, el amor de Dios se sustenta en sí mismo. ¿Quieres tener relaciones fuertes? Primero debes conocer el amor de Dios a través de su hijo Jesucristo, ama sin esperar nada a cambio y nunca dejes que los enemigos del amor se planten en tu corazón.

Que tu amor dependa de Dios no de lo que las personas puedan darte   

Oración: Amado Dios y dueño de mi corazón, exalto tu nombre porque solo tú eres digno de ser exaltado, gracias por revelar tu verdad a mi corazón porque he entendido el por qué hay tantos problemas en este mundo, gracias porque tu verdad me llevara a tener relaciones fuertes y estables, a amar sin esperar nada a cambio. Te necesito señor porque es difícil amar cuando del otro solo recibimos maltratos. Quiero conocerte cada día más para que mi amor se haga tan fuerte como el tuyo, te amo mucho señor, pongo mi corazón en tus manos para que lo sanes y lo restaures en el nombre de Jesús, amen.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Dios nunca llega tarde

Dios nunca llega tarde

2 Pedro 3:8-9… Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un …