martes , diciembre 10 2019
Inicio / Temática / Familia / Saliendo de la esclavitud

Saliendo de la esclavitud

Vivimos en un mundo donde la mentira se ha acoplado a la forma de hablar de las personas, hay personas que aunque quieran decir la verdad no pueden porque la mentira se ha vuelto un hábito en sus vidas. Ellos saben que muchas de las cosas que hacen a diario les está causando daño a sus vidas pero no pueden cambiar por si solos porque están esclavizados. Unos luchan por dejar el alcohol, otros luchan por dejar las drogas, sexo ilícito, la pornografía, prostitución, otros luchan por ser aceptados por otros, otros luchan por ser popular, todas estas cosas son esclavitudes que por más que intentan no pueden huir y por eso le huyen a la verdad porque no quieren ver su realidad.

Características de la esclavitud:
1) No deja ver el potencial de Dios que hay en ti para destruir lo que está en tu contra.
2) Destruye el espíritu guerrero (el deseo de luchar).
3) Trae amargura a tu vida a causa de ser y hacer lo que no eres y lo que no quieres hacer.
4) Te somete a una dictadura espiritual.
5) Cierra tus oídos a la voz de Dios.

El pueblo de Israel cuando eran esclavos del Faraón en Egipto se sentían incapaces de destruir aquello que le estaba causando dolor y angustia. Ellos gemían ante la servidumbre a la cual estaban sometidos. Ellos no tenían la forma de escapar porque estaban físico y psicológicamente esclavizados. El pueblo de Egipto reconocía que el pueblo de Israel era mayor y más fuerte que ellos Éxodo 1:9, sin embargo, aunque tenían la posibilidad de revelarse, atacar al ejército Egipcio y escapar, ellos no podían porque la esclavitud había destruido el espíritu guerrero que había en ellos, no podían luchar, no tenían fuerzas para hacerlo.

Así hay muchas personas hoy en día, están atados a algo que les impide avanzar, hay un Faraón en sus vidas que lo están oprimiendo con mucho trabajo y muchas cosas que hacer, pero nunca tienen tiempo para un momento íntimo con Dios. Tanto creyentes como no creyentes hay un alto porcentaje de personas que nunca tienen tiempo para Dios y como resultado de esto, le dan un tiempo de sobra al Dios quien los creó. Nunca tienen tiempo para orar, nunca tienen tiempo para predicar el evangelio a los perdidos, nunca tienen tiempo para leer la Palabra porque hay un Faraón que lo está oprimiendo y cada día le aumenta las tareas a su vida con el único propósito de que nunca salgan de Egipto.

[pull_quote_center]Quieres servir a Dios con excelencia porque a eso fuiste llamado pero el pecado te impide alcanzar tu objetivo.[/pull_quote_center]

Muchos Moisés han pasado por sus vidas para hacerlos despertar, pero Faraón le aumenta las tareas y la esclavitud ha cerrado sus oídos para no escuchar la voz de Dios Éxodo 6:9. Quieres servir a Dios con excelencia porque ha eso fuiste llamado pero el pecado te impide alcanzar tu objetivo. Quieres servir a Dios con excelencia pero sigues atado a tu pasado. Quieres servir a Dios con Excelencia pero Dios no es tu prioridad. Hay muchas personas que están adaptados al imperio Faraónico porque no han conocido la verdad, Faraón los ha alejado para que nunca conozcan la realidad de su condición delante de Dios. Faraón les ha hecho entender que su destino es la esclavitud de su arduo trabajo, sus afanes y su falta de tiempo y no la tierra Prometida, Faraón les ha hecho entender que Dios lo llamo a vivir lejos de su presencia, Faraón les he hecho entender que sin intimidad es más que suficiente para ser amigo de Dios. Faraón los ha puesto a vivir una religión y por eso ha cortado su relación.

Quizás no estés esperando un Moisés que venga a liberarte pero hay un Cristo que ya te liberó en la cruz del calvario. Un encuentro con Dios puede quitar la venda que hay en tus ojos para ver hacia la tierra prometida a la que Dios te ha llamado, puede vivificar lo que la esclavitud de Egipto ha destruido en ti. El poder de Dios quiere liberar el potencial de Dios que hay en ti para destruir lo que está en tu contra y lo que te esclaviza, vivificar el espíritu guerrero para que sigas peleando por tu familia que no conoce a Dios, liberarte de la amargura de noches enteras de lágrimas por nunca alcanzar lo que quieres o los golpes que te ha dado la vida, quiere volver a abrir tus oídos espirituales para escuchar la voz de Moisés cuando Dios lo mande a sacarte de Egipto si te duermes y vuelves a atrás. Hoy es un nuevo día para recordar cuando fue la última vez que le hablaste de Cristo a alguien, cuando fue la última vez que oraste por un enfermo, cuando fue la última vez que le diste un tiempo de calidad a Dios, identifica tu Faraón y destrúyelo en el nombre de Jesús. A Dios sea la gloria.

[pull_quote_center]La esclavitud es la farsa que te proyecta el mundo para que nunca llegues a tu tierra prometida.[/pull_quote_center]

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Dios nunca llega tarde

Dios nunca llega tarde

2 Pedro 3:8-9… Más, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un …