viernes , noviembre 15 2019
Inicio / Temática / Estudios / Propósito de las dificultades

Propósito de las dificultades

Mateo 8:23-27… Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo!:Señor, sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza. Y los hombres se maravillaron, diciendo: ¿Qué hombre es éste, que aun los vientos y el mar le obedecen?

Todo aquel que Dios le ha permitido vivir ha pasado por momentos difíciles, momentos de mucha presión y angustia, momentos donde hemos estado muy estresados por cosas que no nos dejan dormir, cosas que nos roban el gozo y nos trae decaimiento. Momentos tristes donde hemos sentido la perdida de algún familiar o algún ser querido, yo quiero decirte que la vida no termina ahí, que todas estas cosas son necesarias y cada prueba nos llevan a pensar más en Dios, cuando nos vemos entre la espada y la pared ante una situación imposible, en ese preciso momento clamamos a Dios con todo nuestro corazón. He visto a muchos ateos (personas que no creen en Dios) clamar a Dios cuando su problema es muy grande para resolver, cuando su dolor es irresistible, sabes por qué, porque unos de los propósitos de las situaciones difíciles es quebrantar nuestro orgullo para sacar un clamor a Dios.

Hoy en día nos encontramos frente a un mundo que piensa muy poco en Dios, un mundo que ama su pecado por la tanto aborrece las cosas de Dios. Un mundo que se molesta cuando le hablan de Dios como si algo malo Dios les hubiera hecho. Ellos llevan una vida sin saber que su final se acerca a medida que se apartan de Dios, ellos no saben que lejos de Dios son presas fáciles para Satanás, por lo tanto como resultado de esto andan viviendo una vida que cada día les trae problemas ante Dios y ante los hombres.

Mientras más fuerte sea el golpe más alto saldrá tu clamor.

Las dificultades llegan a nuestra vida para hacernos crecer y cambiar, los golpes que nos damos en la vida vienen: 1) Como resultado de los errores cometidos por nuestras malas decisiones sin consultar a Dios. 2) Como exigencia a un cambio en nuestra vida. Ejemplo: Cuando alguien que es dependiente de sus padres y depende de su ayuda económica para vivir, experimenta la perdida de estos, pues la vida le exige un cambio que consiste en hacer algo que no hacía antes cuando sus padres estaban, solo para buscar una nueva fuente de ingreso para subsistir. Este momento difícil empuja a esta persona a trabajar por obligación para poder vivir porque su fuente de ingreso termino. Muchos Dios los llama una y otra vez a sus caminos porque su vida peligra, a estas personas no entender el llamado, por amor Dios permite situaciones en su vida que los empujan a él como la única solución al problema que están pasando.

Como ejemplo de esto he visto a muchos millonarios sufriendo de una enfermedad terminal donde el dinero no puede resolver su problema, cuando lo pierden todo estas personas terminan acercándose a Dios porque es la única solución a su situación imposible o su única esperanza, entendiendo así que no se perdieron en el infierno con sus millones pero se salvaron con sus pocos recursos, acudieron a Dios cuando lo terrenal no pudo resolver su problema.

Otro propósito de las dificultades es que revelan quienes somos en realidad, no conocemos una persona cuando todo siempre está bien, cuando todo solo es sonrisas sino cuando esta bajo presión, porque la presión obliga a sacar lo que hay en el corazón. He visto personas que son de lo mejor hasta el día que están bajo presión o cuando le molestan. Otro propósito de las dificultades es que revelan las mejores cualidades de nuestro Dios. La mayor evidencia del amor y la misericordia de Dios se revelaron al mundo cuando Cristo murió en la cruz, en el momento cuando la humanidad estaba perdida. Otro ejemplo fue cuando Lázaro murió, en medio del llanto y el dolor de la perdida de este ser querido Jesús fue después de cuatro días de muerto y lo resucito. Otro ejemplo fue el pueblo de Israel cuando estaban frente al mar rojo, cuando no había salida para huir de sus enemigos los egipcios, Dios creó un camino en medio de mar dividiendo las aguas para que su pueblo pasara en seco al otro lado y destruir en el mismo lugar del milagro al ejército enemigo.

Otro propósito de las dificultades es que sacan lo mejor de ti. He visto personas cambiar después de un gran momento de calamidad, personas que no se rindieron por su situación sino que cambiaron porque entendieron que la vida no termina ahí. Recuerda esto, El oro no exhibe su máximo potencial hasta el día que es expuesto al fuego.

Amado lector, se que has pasado por momentos difíciles en tu vida, quiero decirte que cada dificultad nos enseña algo, debemos aprender a levantar los pies, a aprender de nuestros errores cometidos, a no llorar cuando debemos buscar una solución a nuestro problema, no digo que no lloramos por la magnitud del golpe, pero debemos de levantarnos y acudir a Dios, si te has levantado de un fuerte golpe agradece a Dios por ello porque muchos hoy en día no han podido levantarse y mirar hacia adelante, la caída es dura cuando Dios no es tu sosten. Dios quiere hablar a tu vida, cuando huyes a su palabra pues el usara situaciones difíciles para hacerlo pero de una manera u otra él quiere hacerte llegar su mensaje de salvación y esperanza.

Cuando llevas la palabra de Dios a la práctica las dificultades jamás podrán destruirte.

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

La Batalla de la Mente | Parte I

La batalla de la mente | Parte I

La batalla de la mente | Parte I ->>1 corintios 2:16 Porque ¿quién conoció la …