sábado , julio 20 2019
Inicio / Temática / Estudios / Como tener una relación con Dios | Parte II
Como tener una relación con Dios | Parte II

Como tener una relación con Dios | Parte II

Dime cuanto has cambiado y yo te diré como es tu relación con Dios.

Continuamos con la segunda parte de Como tener una relación con Dios | Parte I. Muchas personas cuando van a la iglesia no alaban ni adoran a Dios por temor a perder su reputación, solo viven por lo que vaya a pensar el hombre y no Dios. Este tipo de personas pasan años en la iglesia con los mismos problemas, los mismos malos hábitos, las mismas mentiras, la misma ira, la misma desobediencia, los mismos problemas familiares y financieros, entre otras cosas más. Ellos no saben que en la iglesia nos forman y nos ayudan a como tener una relación con Dios. ¿Cómo se hace eso? Por medio de la alabanza y la adoración. En la iglesia nos enseñan a ser ordenados porque Dios es un dios de orden. Por eso muchos de nosotros teníamos una cita con Dios todos los días, pero dejamos de ir a la iglesia, nos enfriamos espiritualmente e invertimos el orden de Dios, pusimos como prioridad cosas seculares y pecaminosas, y eso trajo como consecuencia que dejáramos nuestra relación con Dios.

Acostumbramos a Dios a verlo por las noches, o por las madrugadas, o tal vez un día en la iglesia, Dios siempre estuvo ahí para ti hasta que llegó el día en que te apartaste de él y nunca volviste al lugar del encuentro. Él seguía asistiendo a su cita contigo esperando a que un día vuelvas a encontrarte con él otra vez porque Dios es un dios comprometido. Dejamos plantado a Dios en el lugar secreto y no tenemos intimidad con él pero cuando viene el problema lo queremos al instante. Tenemos a Dios como un bombero, solo lo queremos para ocasiones de urgencia. Muchas veces le pedimos una añadidura a Dios y al no llegar a tiempo salimos a buscarla en nuestras propias fuerzas, y cuando la obtenemos, terminamos perdiendo a Dios porque no era el tiempo para recibir aquello que le habíamos pedido, por eso Dios se demora con las cosas, porque te prepara antes de darte algo. Mateo 6:33.

La falta de alabanza y la adoración demuestra tu falta de relación con Dios

Muchas personas llegan a la hora del mensaje a la iglesia porque han desvalorado lo que es la alabanza y la adoración por la misma falta de relación con Dios, por eso su tiempo de intimidad es seco y no saben darle a Dios lo que él realmente se merece. Las escrituras nos enseñan que Dios es alabado eternamente por ángeles y ancianos en los cielos Apocalipsis 8:8-11. Dios es el único digno de recibir toda la gloria, honra, honor y reconocimiento, por lo tanto, cada vez que en la tierra se alaba y se adora a Dios, automáticamente nos unimos al ámbito del cielo, y todos nos unimos a una sola voz a adorar al rey que vive por los siglos de los siglos. La alabanza y la adoración fluye donde hay un corazón agradecido que esta consiente de quien es Dios y todo lo que hizo y hace todos los días por nosotros.

No podemos amar a Dios y al mismo tiempo odiar a los demás

Muchas personas dicen que tienen una relación con Dios pero no se cansan de hablar mal de los demás. Dicen que aman a Dios con todas sus fuerzas pero tienen odio, envidia y resentimiento hacia otras personas. En la relación, Dios nos muestra quienes somos. El gran problema de la iglesia de hoy es la falta de relación con Dios. Si no tenemos una relación con Dios no podemos ser hijos de Dios.

Relación es un pacto de compromiso donde dos personas intercambian vidas

Dios exige al esposo que ame tanto a su esposa como Cristo amo a su iglesia y se entregó así mismo por ella Efesios 5:25. El ejemplo más concreto de una verdadera relación íntima es la relación matrimonial porque en el matrimonio es donde dos personas se vuelven una sola carne. Así Dios quiere que tengamos una relación con él porque en la relación matrimonial no hay secretos, ni apariencias, ambos están desnudos unos con otros, cada quien comparte sus defectos, hábitos, actitudes, entre otras cosas.

Nos hacemos dueño de algo cuando no involucramos a Dios en lo que tenemos y en lo que pasamos

¿Qué proceso estamos pasando y no estamos buscando a Dios para guianza y sabiduría? Cuando no tenemos relación con Dios nos hacemos dueños de los procesos y problemas, por eso, muchos nunca pudieron salir del desierto ni aprendieron el por qué estuvieron pasando por él. Mateo 7:21-23. En esta escritura Señor, señor significa dueño absoluto. Que duro seria aquel día cuando estemos cara a cara con Dios y él nos diga, no te conozco, apartaos de mí, porque nunca tuvimos una relación con él. No es lo mismo tener vida de iglesia que tener una relación con Dios. Muchos van a la iglesia por rutina o por obligación, no porque verdaderamente aman a Dios Mateo 25:1-13.

Las diez vírgenes fue una comparación de diez creyentes, cinco de ellas eran insensatas y cinco eran prudentes. Insensatas representan todas aquellas personas que escuchan la palabra y no la ponen por obra, en cambio las prudentes representan todas aquellas personas que oyen la palabra y hacen un cambio. La escritura nos enseña que solo los que tienen una relación íntima con Dios van a escuchar el clamor del esposo aquel día Juan 10:27-28. A las insensatas se les acabó el aceite porque ceso su relación con Dios, y como consecuencia querían del sacrificio de las vírgenes prudentes, por eso el esposo le dijo cuando estaban en la puerta que no las conoce, porque habían perdido su relación con él. Muchos hoy en día perdieron su relación con Dios y por lo tanto el aceite se le agotó y están durmiendo espiritualmente. Durmiendo en este contexto significa que se enfriaron en su relación con Dios, se pusieron perezosos y pasivos en las cosas de Dios. Dios nunca va a cenar con alguien que aún no conoce, y Dios solo conoce a aquellos que tienen una relación con él, por eso muchos que hoy en día están jugando a la iglesia y no podrán entrar cuando aquel día está muy cerca, por eso Dios te dice en el libro de Apocalipsis 2:3-5 (Dios habla hoy). Volvamos al primer amor… ¿Cuáles son las grandes consecuencias de dejar nuestra relación con Dios?

By Profeta Ana Bogaert
Edición: Isangel Alcántara Falcón

Sobre Isangel Alcántara Falcon

Isangel Alcántara Falcon
Un servidor de nuestro señor Jesucristo que lucha día a día por agradar a Dios, por su misericordia me llamó a predicar su palabra a los perdidos, a sanar a los quebrantados de corazón y a dar libertad a los cautivos, anhelo vivir lo que predico encontrando cambios sobrenaturales en mi vida y con mi testimonio en la vida de otros.

Lea también

Tiempos de soltería

Tiempos de soltería

1 corintios 7:32-33… Yo preferiría que estuvieran libres de preocupaciones. El soltero se preocupa de …